HISTORIA

PLANO DE SITUACIÓN

TIENDAS

    

Historia

 

El patinaje del hielo comenzó como forma de transporte del invierno en los canales congelados a través del Norte de Europa. Considerando que el patinaje se practicaba al aire libre en el tiempo del invierno cuando congelaba, es justo decir que las pistas de hielo interiores fueron creadas huyendo del frío. En este momento es cuando se alargan las temporadas a lo largo de todo el año practicando hockey y patinaje artístico, dando lugar a un mayor nivel técnico.

Algunas épocas del hielo:

1875 Patinando en Madrid (El Retiro)

En el año 1875, el gran pulmón comenzó a modernizarse, se abrió al insignificante tráfico el paseo de carruajes y se estableció un canon de 2,50 pesetas a cada vehículo que lo utilizara. También se concretó la vía de patinar, formada por un semicírculo helado, que tampoco era gratuita, a dos pesetas el alquiler de patines en la torreta hexagonal desde la que se regentaba el negocio y se ofrecían tentempiés. Sin embargo, el paraje resultaba demasiado soleado para mantener el hielo en su punto. Así que, coincidiendo con la inauguración a finales de siglo del Palacio de Cristal, con motivo de la exposición de Filipinas, se trasladó el patinaje a este rincón más sombrío. En 1887, la regente María Cristina, cortó la cinta de la ambiciosa muestra que pretendía acercar a los españoles las riquezas naturales de su patrimonio de ultramar. El Estado no reparó en gastos y hasta instaló un estanque con 10 surtidores y rodeado de magnolias. Hoy, el cambio meteorológico no permite gozar de escenas como la de la fotografía de Salazar, uno de los reporteros gráficos más reputados del momento. 
¡Qué bello es vivir! Nieve en abundancia para engalanar la ciudad antes de que el fotógrafo congele esta imagen de cuento prenavideño. Parejitas de la mano, tríos de jovencitas entrelazadas, tertulia de caballeros a pie de pista, curiosos tras la barandilla... y un hermoso Palacio de Cristal compitiendo en majestuosidad con los árboles. Ajustarse al pie las cuchillas era el primer requisito para participar en uno de los actos sociales más aparentemente espontáneos de la temporada invernal.

Las tres pesetas que costaba divertirse y rozarse, excusados por el resbaladizo pavimento, limitaban el acceso, sólo apto para bolsillos burgueses y de alta cuna. No hay más que observar el elegante atuendo de los patinadores. Ellos, cuello duro, traje impecable y corbata estrecha, como si acabaran de salir del despacho. Ellas, entregadas a la moda que dicta París, con faldas tobilleras y trajes entallados, esbeltas y descaradamente jóvenes. Pero para muchos de los 600.000 madrileños censados en 1908, los copos de nieve significaban un inconveniente. En ocasiones, incluso, la ciudad parecía que se había pinchado con la rueca de la Bella Durmiente. Las tiendas no abrían, barrios enteros se quedaban incomunicados, las obras se paralizaban y los obreros se quedaban sin trabajo, sin dinero y sin comida.
Como ocurrió a finales de noviembre de 1904, cuando tras tres días nevando ininterrumpidamente, Madrid se volvió fantasma. Sin embargo, en este privilegiado entorno público, en pleno parque del Retiro, la mayor dificultad era caerse y encaramarse de nuevo sobre los patines.


 

El Lago de los patinadores de La Real Casa De Campo. Posteriormente paso a ser Embarcadero.

Los reyes de España Alfonso XIII y Victoria Eugenia patinando en el estanque helado de la Casa de Campo de Madrid. Foto de Francisco Goñi 1910.


1876: la primera pista de interior de hielo se abrió en Londres; el hielo fue hecho con un proceso costoso de enviar una mezcla de la glicerina y del agua a través de los tubos de cobre

1879: la primera pista de interior del hielo en los Estados Unidos se abrió en el jardín cuadrado de Madison en New York.

1908: la primera competición olímpica del patinaje artístico  fue celebrada en una pista de interior refrigerada como parte de los juegos del verano en Londres

1976: La Danza se convirtió en un deporte de las Olimpiadas del invierno

En la actualidad la refrigeración eléctrica y las pistas de interior han hecho que el patinaje de hielo sea popular; Existiendo patinadores profesionales que se dedican al espectáculo.

 

Contactar

Tls.  670 23 08 82

 

Principal :: Contactar :: Artículos ::